29 de noviembre de 2012

Marsella

EL VUELO DE HERMES - 
La escala de Marsella no es difícil, pero hay que tener en cuenta dos puntos delicados: Uno es que el barco atraca a unos 5 kilómetros de la ciudad y por lo menos cuando yo fui no había servicio de shuttle, solamente el que ponía cada barco, previo pago. Otro es que hay que tener en cuenta este tiempo en el traslado al centro de la ciudad para la hora de regresar al barco. Una vez que tenemos esto en cuenta, bajamos del barco.

Después de andar unos 15 minutos, llegamos a la parada de autobús que está en la autopista. Allí cojimos el nº 35, que nos dejó justo al ladito de la Catedral de Marsella, que a esa hora estaba cerrada y que visitaríamos más tarde. La verdad es que me sorprendió que no estuviera más en el centro, en el casco urbano, sino apartada, casi dentro de los barrios nuevos.


Ir al artículo del autor


1 comentario:

  1. Cuando hicimos nosotros escala en Marsella si que había servicio lanzadera desde el puerto aunque nosotros hicimos el recorrido en excursión y fue todo bastante fácil, otros compañeros utilizaron en trenecillo pero cuando nosotros habíamos vista la catedral y bajábamos, subían ellos bastante estresados.

    Marsella me gustó, sobre todo la catedral, las vistas de la costa y el puerto deportivo.

    ResponderEliminar